La muerte del director de cine Agustí Villaronga la madrugada del domingo a causa de un cáncer que hizo público en 2021 ha despertado una oleada de mensajes de reconocimiento, agradecimiento y aflicción en el mundo de la cultura y la política hacia el cineasta, de cuya obra destacan películas como “Pa negre”, “Incerta Glòria” y “El ventre del mar”.

El pasado 1 de diciembre y tras haber recibido en 2011 el Premio Nacional de Cinematografía, Villaronga, que ha fallecido a los 69 años de edad en Barcelona, recogió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. Un reconocimiento que se suma, entre otros, a los nueve Premios Goya que obtuvo con la aclamada “Pa negre” y al Premio Goya al Mejor Guion Original por “El niño de la luna”, que también le mereció una nominación en las categorías a Mejor Director y Película. Su última película, “Loli Tormenta”, se espera que se estrene este año.

Condolencias públicas

La presidenta del Govern, Francina Armengol, lloraba ayer su pérdida en Twitter: “Día tristísimo. Nos deja demasiado pronto uno de los creadores cinematográficos más importantes de nuestra historia que obtuvo un reconocimiento dentro y fuera del país. Nos queda tu obra, talento y sabiduría. Te echaremos de menos, querido”. Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, también lamentó su muerte en un mensaje en la misma red social: “Perdemos la mirada singular de Agustí Villaronga. Su legado permanecerá para siempre como uno de los tesoros de nuestro patrimonio cultural”.  Asimismo, la presidenta del PP en Baleares, Marga Prohens, ha querido dar las condolencias a su familia, amigos y al mundo de la cultura y reconocer su labor artística: “El cine de nuestras islas pierde a su principal y más reconocido referente. Sensible, innovador, con capacidad de sorprender y hacer reflexionar con sus películas”.

Personalidades de la cultura y numerosas entidades del mismo ámbito han mostrado su afecto hacia el reconocido director de cine.  La Academia del Cine Catalán ha resaltado: “Su talento, sensibilidad, enorme capacidad de querer todo lo que tocaba y sus películas, quedarán para siempre”.

La Academia de Cine y el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales se han sumado al cálido adiós de Villaronga: “Una de las miradas más personales de nuestro cine”, ha expresado la Academia de Cine, mientras que el ICAA lo ha definido como “referente de nuestro cine”.

La Associació de Productores Audiovisuales de las Islas Baleares se ha referido a Villaronga como “un compañero y amigo al que echaremos de menos” y ha lamentado que el cine haya perdido “uno de sus referentes, un creador con una voz y sensibilidad propias, que ha dado lugar a algunas de las mejores películas del cine catalán”.

El director y guionista mallorquín Marcos Cabotá ha manifestado también su pesar con unas palabras dedicadas al creador: “Es un gran referente mundial a la vez que el mejor director que ha salido de nuestra tierra, Mallorca. Su arte y su corazón siempre iban de la mano. Maestro, gracias por tus enseñanzas, cariño y por esa última película que vimos juntos. Ya te echo de menos.”